Bueno, por fin ha llegado otro de los momentos estelares del concierto. Isaac, con camiseta azul, irrumpe sorpresivamente en el escenario para jugar una partida de ajedrez en directo. Como era una partida dura de pelar continúa en la siguiente canción, el rap contra el racismo, y, alucinando todos los presentes canta la letra sin tan siquiera haber ensayado una sola vez. Impresionate, increíble... Quién sabe si  una partida de ajedrez puede ser el  comienzo de una bonita amistad. Gracias campeón.